Préstamos en bytes

febrero 23, 2013 en Causas, Creatividad, Economía, Responsabilidad Social

¿Quieres conseguir dinero en efectivo en cajeros automáticos en Nairobi? No te sorprendas por los guardias con ametralladoras. Los cajeros automáticos atraen un montón de ladrones y carteristas. Como era de esperar, las transacciones sin dinero en efectivo se han sido imponiendo rápidamente en Nairobi y otros lugares de África. Las organizaciones de microfinanzas se encuentran entre las pioneras. En Kenia, por ejemplo, comenzó a utilizar el popular servicio de dinero móvil M-PESA, para entregar préstamos a empresarios de poca monta en el 2008, poco después de su lanzamiento.

Musoni, una empresa de microfinanzas de Kenia, con más de 10.000 clientes y más de $ 6,3 millones en préstamos desde su lanzamiento en mayo de 2010, ahora está llevando la idea aún más lejos: en un esfuerzo por evitar los bancos y que las microfinanzas sean más eficientes, trabaja completamente sin dinero en efectivo- una primicia mundial, afirma Cameron Goldie-Scot, director de la firma de operaciones. Lee el resto de esta entrada →

Trabajo infantil

enero 23, 2012 en Causas, Responsabilidad Social

Mina está satisfecha con su trabajo. No importa que tenga que levantarse a las seis de la mañana y acostarse a la una de la madrugada, siete días a la semana, para ganar 6 euros al mes. Ni que quienes la emplean la griten y la insulten a menudo. “Aquí, por lo menos, no me pegan tanto como en trabajos anteriores”, explica. “Me dan de comer dos veces al día, tengo algo de ropa, y a veces me dejan ver la televisión”, añade. Además, tiene suerte porque el padre de familia no ha abusado sexualmente de ella, algo habitual entre las empleadas del servicio doméstico en el subcontinente indio. Mina tiene 10 años, pero ya conoce varios casos de niñas que no volverán a serlo más.

No muy lejos del piso en el que ella trabaja como criada, en la capital de Bangladesh, Shanta asegura que sólo realiza “pequeñas labores” en una desvencijada fábrica de válvulas. Pero sus manos delatan que este niño de 9 años no se atreve a decir toda la verdad delante de su empleador. Hace unos meses perdió un tercio de un dedo, y un golpe le deformó otro para siempre. “Son cosas que suceden cuando se trabaja en la industria”, cuenta, restando importancia al asunto, el propietario de este taller, escondido en el laberinto de callejuelas que conforma el barrio viejo de Dacca.

Curiosamente, el jefe de Shanta sabe bien de lo que habla. Él también sufrió los rigores del trabajo infantil. De hecho, muestra con orgullo propio de una herida de guerra su mano derecha, en la que, desde que tenía 10 años, sólo hay cuatro dedos. “Empecé a trabajar con seis años, y gracias a ello he podido alimentar a una familia numerosa. Desde fuera siempre se considera que los niños no deben trabajar, pero quien dice eso es que no conoce cuál es la situación en un país como éste. Las familias lo necesitan”, apostilla.

Mina le da la razón. Su padre murió hace años, la madre tiene la cadera rota y está postrada en una silla a la que le faltan ruedas, y de su hermano mayor no tiene noticias. Por eso, sus exiguos ingresos son lo único que mantienen con vida a su progenitora, a la que puede visitar una vez cada dos semanas durante no más de una hora. “Me siento sola”, es la única queja de Mina, cuya esperanza es estudiar medicina para curarla. Lee el resto de esta entrada →

600 años de un mundo sin hambre

enero 22, 2012 en Causas, Economía, Sociedad

El Premio Nobel Alternativo de Economía Manfred Max-Neef ha indicado que con el dinero que se ha usado para “salvar” a los bancos de la situación financiera actual habría “600 años de un mundo sin hambre”. 

¿Qué tal feliz puedes ser?

enero 2, 2012 en Bienestar, Psicología, Reflexión

Durante la llegada del año nuevo todos enviamos y recibimos el deseo de “feliz año” y de “tener felicidad,” y por ello surge la interrogante ¿qué tan felices somos? y ¿se puede incrementar nuestro nivel de felicidad? Diversos estudios científicos dentro de la corriente de la Psicología Positiva han tratado de identificar qué nos hace felices. ¿Será el dinero? Las investigaciones han mostrado que una vez que podemos satisfacer nuestras necesidades básicas, el ingreso adicional no incrementa nuestro nivel de satisfacción vital. ¿Será una buena educación? No se ha encontrado que la capacidad intelectual alta ni la educación pavimenten el camino a la felicidad¿Será la juventud? Muchos adultos reportan mayor satisfacción vital y menos momentos de crisis que los jóvenes. ¿Qué se ha encontrado?: la espiritualidad y la amistad. Un reciente estudio mostró que las personas que tuvieron un puntaje más alto en sus niveles de felicidad y que reportaron los niveles más bajos de depresión fueron los que mantenían fuertes lazos con familiares y amigos. ¿Se puede medir nuestro nivel de felicidad? El medirlo es difícil y subjetivo. Sin embargo investigadores como Seligman y Diener han desarrollado una escala para medir la felicidad. Los puntajes altos en esta breve escala se correlacionan con emociones positivas y bajos niveles de depresión. Así es que te invito a que te autoadministres esta escala. En una escala del uno al siete (en donde uno= no es verdad, cuatro= moderadamente verdadero y siete= completamente cierto), califica los siguientes enunciados:

1. La mayor parte de mi vida se acerca a mi ideal Lee el resto de esta entrada →

“a qué te dedicas” es el nuevo “quién eres”

diciembre 10, 2011 en Psicología, Reflexión, Sociedad

No hay una pregunta más actual que “¿A qué te dedicas?”

Es lo suficientemente segura como para iniciar una conversación con un extraño, lo suficientemente universal para que cualquiera pueda contestarla y llega justo al punto más importante de nuestra cultura: el dinero. La pregunta no suena como una frase tomada del manifiesto de La avaricia es buena, de Gordon Gekko (el personaje de la película de Oliver Stone, El poder y la avaricia), pero la realidad es que desecha la cortesía y se dirige justo al centro de las finanzas de alguien; revela su lugar en la jerarquía social y por lo tanto da una idea, de qué tan felices pueden o no ser.

Desde finales del siglo 20, ¿A qué te dedicas? Dejó de ser una pregunta sobre la manera como alguien pasa su tiempo durante las horas laborales normales y en lugar de eso sirve como un forma un poco molesta, pero socialmente aceptable, de recordarnos las cosas que no tenemos o que nunca tendremos. Podemos entender que el dinero no compra la felicidad, pero durante las últimas décadas esa idea compite contra el mensaje que a cada paso nos dice que no podemos ser felices sin él. Esta dicotomía desconectó lentamente al sueño estadounidense de la idea de la vida, la libertad y la búsqueda de la felicidad y se adhirió a la capacidad de uno de ascender en la escala social.

Si estás en un bar y la respuesta de la otra persona es, “soy un abogado”, las personas alrededor generalmente asumen que esa persona gana mucho dinero, conduce un automóvil de lujo y no vive al día. Es feliz, si tú quieres.Obviamente no es la misma visión optimista que las personas tienen si alguien responde ”trabajo en McDonald’s” (si la persona que trabaja en McDonald’s realmente lo dice). En nuestra cultura, el valor de una persona se vincula con su profesión; mientras más alto sea el perfil o el sueldo, se valora más al individuo como persona, y asumimos que es más feliz. Y por desgracia también sucede lo contrario. Lee el resto de esta entrada →

Profesiones felices e infelices

noviembre 23, 2011 en Bienestar

 El trabajo de sacerdote encabeza la lista de los 10 empleos "más felices" que ha confeccionado tras un estudio el Centro Nacional  de Investigación de Opinión de la Universidad de Chicago y del que se hace eco la revista Forbes. Casi todas las profesiones consideradas más gratificantes comparten dos características: poca remuneración económica y entrega a los demás. El cuarto lugar lo ocupan los escritores. Aunque la remuneración que reciben por sus creaciones suele ser muy baja y en algunos casos hasta inexistente, la "autonomía" que da el plasmar sobre un papel en blanco las ideas surgidas de la propia mente genera felicidad, apuntan los autores del estudio.

El quinto puesto es para los profesores de educación especial. Si a uno no le mueve solo el dinero, puede ser una profesión muy gratificante. Les siguen los maestros, pese a los recortes en la enseñanza y la conflictividad en algunas aulas. Este trabajo, dice el estudio, continúa atrayendo a jóvenes idealistas, aunque un 50% de los nuevos profesores abandonan antes de los cinco años de ejercicio.

Ser artista, como escultor o pintor, también reporta una gran satisfacción, pese a las dificultades para vivir de ello. También ser psicólogo. Este gremio "puede ser capaz o no de resolver los problemas de la gente, pero parece que ellos han logrado solucionar los suyos", señala la investigación. Lee el resto de esta entrada →

Reflexión de un niño

octubre 15, 2011 en Bienestar, Causas, Reflexión

Una reflexion hecha por un niño en torno a la vida misma de los mayores y la importancia del dinero en general.

La verdad sobre lo que nos motiva

septiembre 15, 2011 en Bienestar, Ciencia, Economía, Reflexión, Responsabilidad Social

 

Somos clientes, no cómplices

mayo 8, 2011 en Causas, Sociedad

Video de la nueva campaña de la ONG SETEM en su área de Finanzas Éticas. En esta campaña se denuncia que 14 bancos españoles, entre los que destacan BBVA, Santander, Banco Sabadell, Bankinter y Bankia, están implicados financiera y económicamente en 19 de las principales empresas fabricantes de armas controvertidas que causan miles de muertes de civiles en todo el mundo. Entre las armas destacan las PROHIBIDAS armas químicas, biológicas, las bombas de racimo y las minas antipersonas.

Más información en http://bancalimpia.com/

Lo esencial es invisible a los ojos

enero 4, 2011 en Sin sombrero

Algunas de las mejores frases de Antoine de Saint-Exupéry en El Principíto:

“Las personas mayores nunca son capaces de comprender las cosas por sí mismas, y es muy aburrido para los niños tener que darles una y otra vez explicaciones.”

“Caminando en línea recta no puede uno llegar muy lejos.”

“A los mayores les gustan las cifras. Cuando se les habla de un nuevo amigo, jamás preguntan sobre lo esencial del mismo. Nunca se les ocurre preguntar:

“¿Qué tono tiene su voz? ¿Qué juegos prefiere? ¿Le gusta coleccionar mariposas?” Pero en cambio preguntan: “¿Qué edad tiene? ¿Cuántos hermanos? ¿Cuánto pesa? ¿Cuánto gana su padre?” Solamente con estos detalles creen conocerle.”

“Conozco un planeta en el que vive un señor muy colorado. Nunca ha olido una flor. Nunca ha contemplado una estrella. Nunca ha amado a nadie. Nunca ha hecho otra cosa que sumas. Se pasa el día diciendo, como tú: “¡Soy un hombre serio! ¡Soy un hombre serio!”, lo que le hace hincharse de orgullo. Pero eso no es un hombre, ¡es un hongo!.”

“No se debe nunca escuchar a las flores. Sólo se las debe contemplar y oler. La mía perfumaba mi planeta, pero yo no era capaz de alegrarme de ello.”

“Si yo ordenara -decía frecuentemente-, si yo ordenara a un general que se transformara en ave marina y el general no me obedeciese, la culpa no sería del general, sino mía”. Lee el resto de esta entrada →