300 años de combustibles fósiles

abril 17, 2012 en Causas, Reflexión, Responsabilidad Social

Este vídeo ilustra de una manera sencilla y directa la evolución que ha tenido el uso del carbón desde sus inicios y hasta nuestros días. Pero el vídeo no se centra sólo en los problemas, también plantea soluciones para tratar de remediar la complicada situación por la que atraviesa el planeta. En un mundo globalizado donde todo va cada vez más rápido, 300 años de historia en 300 segundos.

De homo consumus a homo responsabilus

febrero 16, 2012 en Causas, Creatividad, Culturas, Responsabilidad Social, Sociedad

Corto realizado por Pablo Llorens para SETEM Comunitat Valenciana. El dilema entre "Homo consumus" y "Homo responsabilus" analizado por el Prof. Setemius desde su programa "Grandes Documentales Marcianos" ¡¡¡No seas Homo consumus!!! ¡¡¡Evoluciona!!! 

Greenpeace parodia a Volkswagen

febrero 8, 2012 en Causas, Creatividad, Responsabilidad Social

Greenpeace afirma que Volkswagen "hace uso de su enorme influencia política para ejercer presión contra las principales leyes ambientales" a pesar de que ésta compañía pretende ser "el fabricante de automóviles más ecológico del mundo". Para reivindicar estos aspectos, el grupo ecologista puso en 2011 en marcha la campaña mundial. Entre las acciones desarrolladas, destacar un comercial que parodia uno de los spots más relevantes de Volkswagen protagonizado por un jóven disfrazado de Darth Vader, el villano de la saga Star Wars.

Somos lo que está mal, y debemos corregirlo

enero 21, 2012 en Causas, Sin sombrero, Sociedad

Discurso de Al Gore en la recepción del premio Nobel

"A veces, sin previo aviso, el futuro golpea a nuestra puerta con una valiosa y dolorosa visión de lo que podría ocurrir. Ciento diecinueve años atrás, un rico inventor leyó su propio obituario, erróneamente publicado años antes de su muerte. Pensando equivocadamente que el inventor acababa de morir, un diario publicó un duro examen del trabajo de su vida, titulándolo injustamente “el mercader de la muerte” debido a su invento, la dinamita. Sacudido por esta condena, el inventor tomo la decisión de servir a la causa de la paz. Siete años después, Alfred Nobel creó este premio y otros que llevan su nombre.

Mañana, hace siete años, leí mi propio obituario político en un análisis que me pareció duro y equivocado, si no prematuro. Pero ese veredicto no querido también trajo un valioso y doloroso regalo: una oportunidad para buscar formas nuevas y frescas de servir mi propósito.

Inesperadamente, ello me ha traído acá. Aunque temo que mis palabras no estén a la altura de este momento, rezo para que lo que siento en mi corazón pueda serles comunicado lo suficientemente claro para que aquellos que me escuchen digan “debemos de actuar”.

Nosotros, los seres humanos, estamos enfrentando una emergencia planetaria. Una amenaza a nuestra subsistencia que esta ganando siniestro y destructivo potencial mientras estamos aquí reunidos. Pero también hay noticias esperanzadoras: tenemos la habilidad para resolver esta crisis, y para evitar sus peores consecuencias, si actuamos de forma valiente, decidida y rápida.

Sin embargo, a pesar de un creciente número de honorables excepciones, demasiados líderes mundiales siguen siendo mejor descritos por las palabras de Winston Churchill aplicadas a quienes ignoraron la amenaza de Adolfo Hitler: “they go on in strange paradox, decided only to be undecided, resolved to be irresolute, adamant for drift, solid for fluidity, all powerful to be impotent." Lee el resto de esta entrada →

Tus elecciones hacen un mundo de diferencia

octubre 24, 2011 en Causas, Sociedad

La Comisión Europea lanza su campaña de "resource Efficency" dentro del marco de lo que han llamado la "generation awake", es decir, el despertar de una generación. En ella se intenta conscienciar a la población del impacto que tiene la decisión que hacen en cada una de sus compras.

Anticooperación

agosto 24, 2011 en Causas, Economía, Política, Reflexión

 El modelo  de cooperación internacional para la ayuda a los llamados países en desarrollo ha entrado en crisis, sobre todo con la hegemonía del capitalismo global, que se ha mostrado ineficaz a la hora de gestionar estas ayudas mientras las políticas transnacionales siguen perpetuando un modelo que abunda en la explotación descontrolada de los recursos naturales y la generación de más pobreza. Esta crisis, que cuestiona el sistema de crecimiento y desarrollo internacional, pone a debate también a las oenegés y sus prácticas de ayuda y cooperación. La gravedad de la crisis económica provoca el cuestionamiento de los fundamentos económicos y políticos globales. Una parte de la crítica se centra en los vectores políticos, económicos y culturales sobre los que se han mantenido hasta ahora las relaciones Norte-Sur. La imposición en todo el mundo del modelo del capitalismo global, uno y único, genera ya muchos problemas e incógnitas de futuro. Serge Halimi, en un editorial de Le Monde Diplomatique  sobre la impunidad bancaria, constataba que “en el año posterior a la crisis de las hipotecas basura, los gobiernos han destinado más dinero a mantener a los bancos y a las instituciones financieras que el que el mundo ha invertido, en medio siglo, en ayudar a los países pobres”. Si sumamos este dato a la evidencia  de que la ayuda internacional practicada en este medio siglo ha sido poco efectiva, el debate o la reformulación de conceptos deviene imprescindible.
David Llistar, del Observatori del Deute de la Globalització de la Cátedra Unesco de Sostenibilitat de la UPC, en su libro Anticooperación, concluye que los problemas del Sur global no se resuelven con más ayuda internacional, pues ésta queda anulada por la actuación de los mismos gobiernos y organismos internacionales que la ejercen, al llevar a cabo políticas económicas transnacionales que generan pobreza, destrucción ecológica, violación de derechos humanos, represión, corrupción y, en casos extremos, violencia.

El debate sobre la ayuda y la cooperación se plasmó recientemente en la polémica que generó el libro del antropólogo africanista Gustau Nerín, Blanc bo busca pobre negre, una crítica irónica y contundente al sistema de cooperación actual y al mundo de las oenegés. El autor deja bien claro que su libro no es una crítica a los cooperantes en su conjunto, sino a un sistema que ha fracasado. El dinero de la ayuda a los países africanos, según Nerín, no contribuye al desarrollo, sino que, más bien, es un escollo para el progreso.  La ayuda no ha conseguido que África sea autónoma, sino, al revés, mucho más dependiente.

Lluís Mallart, antropólogo: “Las oenegés no tienen razón de ser, sólo con buena voluntad no vamos a ninguna parte. África más que ayuda, necesita justicia”. El escritor y antropólogo experto en África, Albert Sánchez Piñol: “La oenegés son un instrumento del neocolonialismo. Los problemas de África son estructurales y tan grandes que no los pueden resolver un grupo de amigos del Guinardó. Para eso están las instituciones internacionales”. Lee el resto de esta entrada →

Vamos a hacer dinero

junio 12, 2011 en Causas, Creatividad, Economía, Responsabilidad Social

Documental VAMOS A HACER DINERO (Let's Make Money) (2008) de Erwin Wagenhofer. Sección Oficial Sundance 2009. Sobre los orígenes de la Crisis del 2008, el movimiento del dinero, las diferencias sociales mundiales, el desfalco de la economía en EE.UU., Austria, Alemania, Singapur, Irak, India, Burkina Faso… por una pequeña elite, los paraísos fiscales como la Isla de Jersey o la burbuja inmobiliaria en España.

Recomendaciones de Arcadi Oliveres

junio 3, 2011 en Causas, Economía, Política, Reflexión

El día de ayer tuve la oportunidad de asistir a una conferencia de Arcadi Oliveres, donde expuso su comprensión hacia los movimientos de indiganción que se están dando en el mundo. Resaltó que uno de los factores clave de encontrarnos en la situación actual ha sido la especulación y la falta de ética que la misma implica. Que estamos gobernados, a nivel mundial, por deliencuentes que deberían vivir en prisiones en lugar de marcar las pautas del mundo. Lo más interesante es que hizo algunas recomendaciones para cambiar el sistema. Enumero algunas de ellas:

  1. Dado que los bancos más importantes invierten en armas, cambiarse a la banca ética. http://alteregoo.com/economia-2/banca-etica
  2. En las declaraciones de renta tachar los gastos militares y no pagarlos, en su lugar dar ese dinero a una ONG y pedir un recibo que lo justifique.
  3. Reducir las jornadas laborales. Como él comentó históricamente la jornada laboral se ha ido reduciendo gracias a la tecnología, esto lo explica Dickens. Así si cada persona trabaja menos horas, habrá más trabajo para otras personas y el dinero se repartirá de manera más justa.
  4. Dejar atrás el consumismo. Adquirir sólo las cosas necesarias y con una consciencia ecológica.
  5. En momentos díficles, como estos, ser caritativo, ayudar al prójimo. http://alteregoo.com/teoria-de-la-religion/caridad-ama-al-projimo-como-a-ti-mismo
  6. No responsabilizar a la inmigración por la crisis. 

Más de Arcadi Oliveres en http://alteregoo.com/sociedad-2/responsables-de-la-crisis

Carrotmob

abril 16, 2011 en Causas, Innovación, Responsabilidad Social

El  carrotmob es un nuevo modelo de activismo de consumo positivo, creado en San Francisco, donde la gente que se pone de acuerdo para ir a consumir a la vez en un establecimiento que se haya comprometido social o ambientalmente con el comercio justo, los derechos humanos o con alguna iniciativa ecológica. Esa es la recompensa por un buen comportamiento. Así,  no es no comprar donde se hace mal, sino comprar donde se hace bien. Brent y Sarah llevan en este invento desde febrero de 2010, dirigiendo cientos de campañas, "de Helsinki a Kansas, de Buenos Aires a Bangkok, de Tampa a Singapur". Sarah calcula que para finales de 2012 habrán culminado "unos 115 carrotmobs en 70 ciudades diferentes de 20 países". Cualquiera que se registra en su portal (www.carrotmob.org) puede orquestar uno, siempre que no lo muevan intereses económicos. Para hacerlo, ha de leer unas instrucciones, enviar un correo con dudas o solicitud de ayuda, fijar objetivos (qué tipo de buena acción se quiere premiar), el perfil sociodemográfico de los consumidores, la estrategia de comunicación y pulsar el botón de inicio. "Lo mejor del carrotmob es que mueve a un amplio espectro de gente, progresistas y conservadores, jóvenes y adultos, estudiantes y profesionales. Funciona en pequeños pueblos y en grandes ciudades, en entornos rurales y urbanos, en países desarrollados y en vías de desarrollo. No hay un típico carrotmobber. Cada movimiento adopta una forma y sabor distintos, en función de la comunidad y del organizador", describe Sarah.

Sabemos mucho, pero entendemos poco

abril 3, 2011 en Economía

Entrevista por Amy Goodman al economista chileno Manfred Max-Neef, Premio Nobel Alternativo de Economía.

¿En qué consiste la economía descalza?

Bueno, es una metáfora, pero es una metáfora que se originó en una experiencia concreta. Yo trabajé alrededor de diez años de mi vida en áreas de pobreza extrema en las sierras, en la jungla, en áreas urbanas en distintas partes de Latinoamérica. Al comienzo de este periodo estaba un día en una aldea indígena en la sierra de Perú, era un día horrible, había estado lloviendo todo el tiempo. Era una zona muy pobre y frente a mí estaba otro hombre parado en el lodo (no en el barrio pobre sino en el lodo). Y bueno, nos miramos. Era de corta estatura, delgado, con hambre, desempleado, cinco hijos, una esposa y una abuela. Yo era el refinado economista de Berkeley, que enseñaba en Berkeley, etc. Nos mirábamos cara a cara y de pronto me di cuenta de que no tenía nada coherente que decirle en esas circunstancias a este hombre, que todo mi lenguaje de economista era inútil. ¿Debería decirle que se pusiera feliz porque el producto interno bruto había subido un 5% o algo así por  el estilo? Todo esto era completamente absurdo. Entonces descubrí que no tenía un lenguaje para ese ambiente y que teníamos que inventar un idioma nuevo. Ese es el origen de la metáfora economía descalza que, en concreto, simboliza la economía que un economista debe usar cuando se atreve a meterse en los barrios bajos. El punto es que los economistas estudian y analizan la pobreza desde sus oficinas lujosas, poseen todas las estadísticas, desarrollan todos los modelos y están convencidos de que saben todo lo que hay que saber sobre la pobreza. Pero ellos no entienden lo que es la pobreza, ese es el gran problema y es también el motivo por el cual la pobreza aún existe. Esto cambió completamente mi vida como economista: inventé un lenguaje coherente para esas condiciones de vida. Lee el resto de esta entrada →