La respuesta de la ciencia a preguntas morales

agosto 16, 2012 en Ciencia, Culturas, Sociedad

Sam Harris en el siguiente vídeo expone cómo la ciencia tiene respuestas a lo que conocemos como "moral", es decir aquello que es "bueno" o "malo". Ahora bien no estoy convencido de que sea la ciencia quien rija sobre la Ética, sin embargo, a postura y argumentos son interesantes. 

Filosofía Ubuntu

abril 9, 2012 en Culturas, Filosofía

Después de publicar la entrada "yo soy porque nostros somos", comencé a darle vueltas al término "ubuntu" y su significado. Esta es una palabra conocida para mi por el software libre, pero no me había parado a pensar de dónde venía. Es una palabra con un trasfonde muy interesante y seguro que lo podréis intuir.  Lo que más me ha llamado la atención es que el término no es traducible a los idiomas del "primer mundo", aunque hay pueblos como el griego o el andino que sí que lo tenían. Tras analizarlo un poco no resulta sorprendente, los países "desarrollados" con una idealización del individuo no necesitan una palabra en su lengua que haga referencia a la confirmación de la persona en su comunidad. Creo firmemente que el lenguaje determina nuestra realidad, por lo que el no tener una palabra que nos vincule como comunidad puede estar afectando a que no seamos capaces de pensar en otro que no sea nosotros mismos. Creo que podríamos implementar "ubuntu" a nuestro vocabulario, así como lo hemos hecho con tantos anglicanismos. Buenos ahora sí, qué es ubuntu…ubuntu es una regla ética sudafricana enfocada en la lealtad de las personas y las relaciones entre éstas. Es una actitud mental que surge del dicho popular de los nativos del sur de África "umuntu, nigumuntu, nagamuntu!, que en zulú significa "una persona es una persona a causa de los demás". Hay varias traducciones al español:

Lee el resto de esta entrada →

Un budismo no religioso

marzo 21, 2012 en Reflexión, Teoría de la Religión

Entrevista a Stephen Batchelor, ex monje budista

¿Ya no es monje budista?
No. Estudié textos tibetanos, medité, viví diez años de castidad y pobreza: fui monje budista. Pero hoy vivo como un hombre laico casado.

 

¿Por qué colgó la túnica?
Me enamoré en Corea de una monja budista francesa, nos casamos… y hoy vivimos en Francia: promovemos un budismo laico.

 

¿Budismo laico?
Un budismo no religioso, despojado de creencias y mitos: no necesito creer en la reencarnación, el karma…

 

¿Qué diría Buda si levantase la cabeza?
¡Lo aprobaría! Sus enseñanzas han sido mixtificadas: les han incrustado aspectos religiosos que son del todo ajenos a Buda.

 

¿Ha separado usted el grano de la paja?
¡Desacralizo el budismo! Como el filósofo italiano Vattimo desacraliza el cristianismo.

 

Admirable Gianni Vattimo.
Muchos budistas repudian esta desacralización y me insultan y amenazan por internet. ¡Han divinizado al humanísimo Buda!

 

¿Y usted le desdiviniza y rehumaniza?
Buda se burló de los dogmas religiosos de su tiempo, ridiculizó el teísmo sacerdotal de la tradición brahmánica… y mostró cómo vivir con dignidad individual y colectiva. Lee el resto de esta entrada →

Las cartas de Reyes como reflejo social

enero 5, 2012 en Filosofía, Psicología, Sociedad

Por lo menos, hay algunas cosas buenas que permanecen inalterables en el discurrir del tiempo. El juego, tan antiguo como la misma humanidad, y la ilusión, el momento mágico de la noche de Reyes. A lo largo de los años y pese a las diferentes coyunturas sociales y económicas a las que se ha enfrentado cada generación, los niños, y también los padres, han escrito sus cartas a Sus Majestades de Oriente, unas cartas que reflejan los anhelos y las esperanzas de los pequeños, el mundo en el que les ha tocado vivir.

La biblioteca de FilosofíaGeografía Historia de la Universitat de Barcelona conserva en su fondo un conjunto de cartas a los Reyes escritas entre los años 1920 y 1924 que fueron recopiladas por el entonces catedrático de Ética Tomàs Carreras i Artau. Carreras solicitó en 1923 a los Almacenes Rodríguez de Madrid, y a El Siglo de Barcelona las misivas de los pequeños con el objetivo de conocer la psicología infantil.

Los juguetes que los niños piden en estas cartas y en todas las cartas reflejan los valores de cada momento de la sociedad, incluso el momento histórico en el que las cosas nacen. Pero también hay un largo hilo conductor. Los juguetes se adaptan y hablan de cada época pero algunos perviven desde la noche de los tiempos porque, como señala Petra Pérez Alonso-Geta, catedrática de Teoría de la Educación (Universidad de Valencia), el juguete, el juego, "obedece a la necesidad humana de los niños de ejercitar sus destrezas psicomotoras, su capacidad de simbolizar, de darse normas para desarrollar la vida social en común, aprender".

Muñecas, pelotas, peonzas, aros… han aparecido en las excavaciones arqueológicas de antiguos asentamientos griegos y romanos. Juguetes de siempre que han ido adaptándose en función del descubrimiento de nuevos materiales, de la revolución industrial y, sobre todo, de la tecnológica. Y el gran icono de esta evolución –señala Alonso-Geta– es la muñeca, exponente de las costumbres de cada época. Desde las peponas gorditas, las Barbies –y su constante renovación– las agresivas y urbanas Bratz o el gran éxito de esta temporada, la gótica Monster High. Lee el resto de esta entrada →

Vamos a hacer dinero

junio 12, 2011 en Causas, Creatividad, Economía, Responsabilidad Social

Documental VAMOS A HACER DINERO (Let's Make Money) (2008) de Erwin Wagenhofer. Sección Oficial Sundance 2009. Sobre los orígenes de la Crisis del 2008, el movimiento del dinero, las diferencias sociales mundiales, el desfalco de la economía en EE.UU., Austria, Alemania, Singapur, Irak, India, Burkina Faso… por una pequeña elite, los paraísos fiscales como la Isla de Jersey o la burbuja inmobiliaria en España.

Somos clientes, no cómplices

mayo 8, 2011 en Causas, Sociedad

Video de la nueva campaña de la ONG SETEM en su área de Finanzas Éticas. En esta campaña se denuncia que 14 bancos españoles, entre los que destacan BBVA, Santander, Banco Sabadell, Bankinter y Bankia, están implicados financiera y económicamente en 19 de las principales empresas fabricantes de armas controvertidas que causan miles de muertes de civiles en todo el mundo. Entre las armas destacan las PROHIBIDAS armas químicas, biológicas, las bombas de racimo y las minas antipersonas.

Más información en http://bancalimpia.com/

La crisis es Ética

abril 16, 2011 en Economía, Filosofía, Política, Responsabilidad Social, Sociedad

El escritor y economista Anton Costas explica en su libro La crisis de 2008. De  la economía a la política y más allá: “Estamos ante algo diferente a una crisis convencional”, pues basta “prestar atención a las palabras que con mucha frecuencia son utilizadas para describir las conductas y valores, que están detrás de esta crisis. Son frecuentes términos como avaricia, fraude, corrupción, injusticia, robo… En otras ocasiones se discutía únicamente sobre las políticas macroeconómicas más adecuadas para hacer frente a la recesión… Ahora no se discute sólo de políticas, sino de conductas, valores, virtudes e instituciones…”. “Los mercados financieros de los que hablamos están conformados por una comunidad numerosísima de gestores profesionales, los cuales actúan por cuenta de instituciones financieras y no financieras. Y esto ha cambiado por completo las reglas y los códigos de la relación entre deudores y acreedores”.  Por eso, en este libro se intenta ir mas allá de la Economía, convocando a economistas y a otros expertos de campos ajenos a ésta. El libro cuenta con 23 interesantes aportaciones. 

Primero como tragedia luego farsa

marzo 7, 2011 en Filosofía

He encontrado  este genial video que va ilustrando el discurso del filósofo Slavoj Zizek acerca del capitalismo cultural. 

Caridad: ama al prójimo como a ti mismo

enero 16, 2011 en Causas, Filosofía, Teoría de la Religión

En principio me gustaría aclarar que el presente ensayo no tiene pretensiones de dar supremacía a una religión sobre cualquier otra. Sin embargo, he de decir que según el concepto de caridad que aquí se manejará parece que la tendencia del ensayo es netamente católica. He de confesar que esa nunca fue mi intención, pero que conforme se fue desarrollando la idea lo único que invadía mi mente eran algunos de los preceptos fundamentales del catolicismo. Ello se deba quizá a la convivencia que con esta religión he tenido por el país del que soy, aún así he de confesar que yo no practicó dicha religión, pero que sus preceptos me parecen por demás importantes e interesantes, sobre todo en cuanto a lo que el tema que tocaré se refiere.  Espero que aunque haga constantes referencias a esta religión se entienda que la pretensión del ensayo supera el desarrollo de un tema dentro de una Iglesia específica. Lo que se busca realmente es dar una idea de lo que por caridad  debemos entender y la universalidad que de ella se pretende.  La caridad es paciente, es benigna: la caridad no es envidiosa, no obra precipitadamente, no se ensoberbece, no es ambiciosa, no busca sus provechos, no mueve a ira, no piensa mal, no se goza de la iniquidad, mas se goza de la verdad: todo lo sobrelleva, todo lo cree, todo lo espera, todo lo soporta. (I Cor XIII, 4-7) 

En primera instancia me pregunto si la caridad es algo sobre lo que se puede decir algo que no haya sido dicho ya, o no sólo que haya sido dicho ¿se puede decir algo sobre la mayor virtud humana? Decidí realizar este ensayo porque como ya lo dijo San Pablo, y yo concuerdo,  es la mayor virtud de la cual puede gozar un hombre.  Ahora bien, he de confesar que la palabra virtud me parece limitante para la caridad, por ello he de exponer la concepción que de ella yo tengo. Si he de definir la caridad para fines de que este ensayo sea mejor entendido he de decir que es sentimiento que se  vuelca en la praxis de mí hacia el prójimo; un vuelco de un yo que no pretende para sí mismo más que para los demás, y que es capaz de renunciar a su propio beneficio por amor al prójimo. 

La caridad lo hace todo en concordia. (San Clemente Romano, p 120) 

Una vez habiendo dicho lo anterior se vislumbra que la caridad se mueve bajo un principio básico, el cual es norma de la religión católica, pero como la caridad no entiende de fronteras religiosas se traspasa para todos los hombres. Este principio es “amarás al prójimo como a ti mismo”. En primera instancia parece fácil el acceso a la caridad pero poco a poco veremos todas las dificultades que para el ego humano ésta implica.  Lee el resto de esta entrada →

Movimiento de 1968

enero 12, 2011 en Causas, Filosofía, Política

Hablar de Herbert Marcuse es recordar su presencia en las calles de París, los auditorios de la Universidad de Berlín o en Berkeley, Columbia y Stanford, al ser leído por mujeres, jóvenes y negros. Es cierto que los diversos movimientos de la década de 1960 no surgieron precisamente de las ideas de Marcuse, sino de las sociedades mismas en las que tuvieron lugar. Sin embargo, estas personas supieron encontrar en él las claves para comprender los rasgos esenciales de su escena social, política, ideológica y cultural.

Entonces hablar de Marcuse un día como hoy es adentrarse en el pensamiento de un testigo y actor de los acontecimientos del siglo XX.  En sus inicios, Marcuse se dedicaba a identificar las fuerzas culturales que desterraban de la historia a la razón crítica y a la libertad inherente a ella, posteriormente dedicó su crítica a desentrañar por qué la libertad en las sociedades industriales avanzadas no es sólo inalcanzable, sino que aparece ligada a una servidumbre de las mentes y los corazones, que se introyecta hasta la dimensión instintiva y biológica del hombre.

Surge entonces la pregunta ¿Cómo puede la civilización engendrar la libertad, si la no-libertad se ha convertido en parte integral de la conciencia del hombre civilizado? Y la respuesta para él es que la ideología consiste en el hecho de que la producción y el consumo reproducen y justifican la dominación, la civilización lo paga sacrificando sus promesas de libertad, justicia y paz para todos.

Marcuse analizó a las sociedades desarrolladas en las que el progreso social y sus posibilidades de superar las desgracias humanas eran sólo ficción. Ejerció una intensa crítica a las sociedades industriales de nuestros días, encaminada a encender una luz sobre sus falsedades, opresiones y represiones.

Por un lado, Marcuse mira hacia el futuro con un pensamiento hacia los sueños del mañana deseado, por el otro su crítica se extiende al pasado para restaurar la memoria. Con ambas concepciones busca la formación de una nueva sociedad que sea justa y de un nuevo hombre que ya no sea agresivo e hipócrita, sino que busque la alegría y el placer.

Para Marcuse la capacidad de olvidar era impuesta por la civilización como un mecanismo de sobre vivencia, que al mismo tiempo conducía a la sumisión y renuncia… Olvidar los sufrimientos pasados es olvidar las fuerzas que los causaron y olvidarlas sin vencerlas. La restauración de la memoria era una liberación psíquica de la personalidad mental, y desde la perspectiva social significaba recordar a quienes murieron en el dolor, a lo largo de una historia arrollada por la injusticia y la sin-razón. Luchar contra el olvido era luchar contra las condiciones históricas de represión de las que han brotado las desdichas del pasado y del hoy.

Las tendencias totalitarias de su sociedad unidimensional convierten en ineficaces los caminos y los medios tradicionales de protesta; sin embargo, la cuestión no se presenta como algo desesperado, ya que "por debajo de la base popular conservadora se encuentra el sustrato de los marginados, los extranjeros, los explotados y los perseguidos, los sin- empleo y los incapacitados. Su presencia demuestra la necesidad inmediata y real de poner fin a condiciones e instituciones intolerables, por eso es que su oposición es revolucionaria, aunque su conciencia en sí no lo sea. Su oposición ataca al sistema desde afuera y por ello el sistema no la desvía, es una fuerza elemental que viola las reglas del juego y al hacerlo muestra que es un juego truncado. Cuando se reúnen y avanzan por las calles, sin armas, sin protección, para exigir los derechos civiles más elementales, saben que se están enfrentando con perros, piedras y bombas, cárcel, campos de concentración e incluso la muerte… Lee el resto de esta entrada →