Filosofía Animada

octubre 20, 2012 en Arte, Creatividad, Filosofía

Porque la Filosofía como otros conocimientos puede ser expresado de manera artística, que sea comprensible y adaptado a los medios de comunicación actuales. Éste es un cortometraje del mito de la caverna de Platón, que encontramos en el Libro VII de La República. 

Filosofía Ubuntu

abril 9, 2012 en Culturas, Filosofía

Después de publicar la entrada "yo soy porque nostros somos", comencé a darle vueltas al término "ubuntu" y su significado. Esta es una palabra conocida para mi por el software libre, pero no me había parado a pensar de dónde venía. Es una palabra con un trasfonde muy interesante y seguro que lo podréis intuir.  Lo que más me ha llamado la atención es que el término no es traducible a los idiomas del "primer mundo", aunque hay pueblos como el griego o el andino que sí que lo tenían. Tras analizarlo un poco no resulta sorprendente, los países "desarrollados" con una idealización del individuo no necesitan una palabra en su lengua que haga referencia a la confirmación de la persona en su comunidad. Creo firmemente que el lenguaje determina nuestra realidad, por lo que el no tener una palabra que nos vincule como comunidad puede estar afectando a que no seamos capaces de pensar en otro que no sea nosotros mismos. Creo que podríamos implementar "ubuntu" a nuestro vocabulario, así como lo hemos hecho con tantos anglicanismos. Buenos ahora sí, qué es ubuntu…ubuntu es una regla ética sudafricana enfocada en la lealtad de las personas y las relaciones entre éstas. Es una actitud mental que surge del dicho popular de los nativos del sur de África "umuntu, nigumuntu, nagamuntu!, que en zulú significa "una persona es una persona a causa de los demás". Hay varias traducciones al español:

Lee el resto de esta entrada →

10 causas de infelicidad

marzo 4, 2012 en Bienestar, Psicología

La búsqueda de la felicidad ha sido una de las principales preocupaciones del ser humano desde que tomamos conciencia de nuestra existencia. Su estudio fue uno de los pilares de la ética en Grecia y ha sido, y sigue siendo, una preocupación fundamental de filósofos y psicólogos. Aunque el debate nunca se apagó del todo, la psicología recogió el testigo de la filosofía y enfocó los estudios sobre la felicidad desde un punto negativo. Los psicólogos se centraron en estudiar los aspectos patológicos del ser humano y se olvidaron de los aspectos positivos, de estudiar aquello que nos hace más felices. 

La psicología positiva es una nueva corriente de pensamiento que estudia las bases del bienestar psicológico y de la felicidad. Covadonga Chaves, miembro de la Sociedad Española de Psicología Positiva, cree que nuestra sociedad está equivocada sobre el concepto de felicidad. En su opinión, “la felicidad no es algo que se pueda alcanzar, no es una meta, es un estado, una emoción”. La psicología positiva pide un cambio de concepto: la felicidad es algo que se debe cultivar día a día, no una meta absoluta. Para ser más felices tendremos que reforzar los aspectos positivos de nuestra vida y erradicar los negativos. Estas son las diez causas más comunes de la infelicidad que deberemos combatir para ser más felices.

1.  La envidia

La envidia, y por extensión los celos, es una de las causas más comunes de la infelicidad. Por lo general, somos envidiosos al ver como los demás logran metas que nosotros no hemos conseguido alcanzar, lo que provoca en nosotros una frustración. Si tu amigo tiene éxito, celebra su victoria como propia. Si tu enemigo tiene éxito, recuerda que los celos son contraproducentes e  inútiles y se limitan a extender el poder del enemigo sobre ti. Chaves recomienda, en cualquier caso, buscar relaciones positivas y evitar aquellas amistades conflictivas que provocan frustración y malestar. En definitiva: “Hay que rodearse de personas que te hagan sentir bien”.

2. La manía persecutoria

Es la sensación de estar siendo perseguido por fuerzas incontrolables. En ocasiones esto se convierte en una enfermedad, llegando a causar esquizofrenia, pero en la mayoría de los casos se trata de la sensación puntual, o transitoria, de que “todo el mundo está en contra tuyo”.  Es un clásico en los niños, generalizado en el eterno “la profe me tiene manía”, pero muchos adultos lo padecen a diario en menor o mayor grado. La solución de esta causa de infelicidad pasa por reconocer que la persecución es irrelevante, ya que sólo uno mismo controla el resultado de su vida. Todas las personas encuentran obstáculos en su camino; el éxito y el fracaso dependen de la capacidad de cada uno para superar los obstáculos, no de las fuerzas incontrolables que, supuestamente, nos ponen la zancadilla. Los seres humanos tenemos una creencia básica sobre el mundo, queremos que sea justo, también con nosotros. Cuando nos encontramos con experiencias negativas tendemos a pensar que “el mundo está contra nosotros”, algo que no deja de ser un pensamiento paranoico.   Lee el resto de esta entrada →

Causa principal de muerte: nacimiento

enero 3, 2012 en Filosofía, Innovación, Teoría de la Religión

Apuntes de Lou Marinoff, filósofo de la ciencia

El yin-yang es el centro de la filosofía taoísta. En Occidente dividimos todo lo conocido en opuestos: día y noche, bueno y malo… Para los chinos todo está en equilibrio: la oscuridad contiene la claridad y viceversa. Es un concepto importante, tiene implicaciones en todos los campos. En toda pérdida (amor, trabajo, posesiones) hay algo de ganancia. Hay que conectar con esa parte beneficiosa de las situaciones negativas. La adversidad es una prueba de la fortaleza del carácter. Superar las adversidades te hace más fuerte y más sabio. El Tao se fundamenta en tres ideas filosóficas valiosas. La primera es la complementariedad: todas las cosas forman parte de un todo, cualquier acto que se acometa tendrá repercusiones. Estamos condenados a actuar y debido a la sociedad, las costumbres, las leyes…, la senda de la acción es muy confusa, el Tao propone fluir, y hay un ejemplo muy llamativo en Holanda, donde han descubierto cómo reducir accidentes y atascos. La solución al caos de la convivencia de coches, peatones, bicicletas y tranvías se llama espacio compartido. Han eliminado todas las señales de tráfico, pasos de peatones e intersecciones controladas. ¡Y funciona! Librarse de todas esas sendas definidas en exceso permite que todo fluya.Y tiene que ver con la segunda gran lección: la armonía.

Esta se alcanza equilibrando la diversidad, no imponiendo una uniformidad. Nacemos como un bloque intacto, luego la vida te va tallando y haciendo que adoptes formas extrañas. Para Lao Tse se trata de volver a ser ese bloque intacto, es decir, que las fuerzas exteriores no te modifiquen. Y no es una teoría, es una práctica, que consiste en regular la respiración, apagar la mente. Si dependes de la mente, del ego, tu estado será como el tiempo: variable, ahora estoy triste, ahora contento. Lee el resto de esta entrada →

Consciencia, trucos de la mente

julio 5, 2011 en Filosofía

Fundamentos de la estupidez humana

abril 2, 2011 en Culturas, Filosofía, Sociedad

"Tengo la firme convicción, avalada por años de observación y experimentación, de que los hombres no son iguales, de que algunos son estúpidos y otros no lo son." Cipolla

La Primera Ley Fundamental: " Siempre e inevitablemente cada uno de nosotros subestima el número de individuos estúpidos que circulan por el mundo".

La Segunda Ley Fundamental: " La probabilidad de que una persona determinada sea estúpida es independiente de cualquier otra característica de la misma persona".

La Tercera Ley Fundamental: " Una persona estúpida es una persona que causa daño a otra o grupo de personas sin obtener, al mismo tiempo, un provecho para sí, o incluso obteniendo un perjuicio".

La Cuarta Ley Fundamental: " Las personas no estúpidas subestiman siempre el potencial nocivo de las personas estúpidas. Los no estúpidos, en especial, olvidan constantemente que en cualquier momento y lugar, y en cualquier circunstancia tratar y/o asociarse con individuos estúpidos se manifiesta infaliblemente como un costosísimo error".

 

La Quinta Ley Fundamental: " La persona estúpida es el tipo de persona más peligroso que existe. El estúpido es más peligroso que el malvado". Lee el resto de esta entrada →

Primero como tragedia luego farsa

marzo 7, 2011 en Filosofía

He encontrado  este genial video que va ilustrando el discurso del filósofo Slavoj Zizek acerca del capitalismo cultural. 

Ética como política

enero 11, 2011 en Filosofía, Política, Responsabilidad Social

“De aquí se desprende una ética política que pivota sobre la experiencia histórica, en el entendido de que esta experiencia histórica, que hunde sus raíces en la tradición judeocristiana, es la memoria de los vencidos, el lugar de la esperanza”. Ahora, la ética que se desprende de la filosofía occidental es formal, abstracta y apática, cuando ésta debería ser material y concreta, es decir, política, y con sentimiento. Tenemos el ejemplo de la ética kantiana, en la que se actúa sólo por el deber, y en donde no es relevante la dignidad humana ni la vida. La ética debe, pues, ser vertida en contenidos políticos, pues la ética es teoría, y la política es llevar lo anterior a la acción, es concretizar las propuestas hechas. Y el traducir los imperativos éticos a la política implica replantear el concepto de Justicia que conocemos, una justicia que no está a favor de los desposeídos, y de ahí su venda. En teoría esa venda simboliza igualdad, pero políticamente implica que la Justicia no ve ni quiere ver las injusticias.

Se requiere de una justicia que tome en cuenta a las víctimas de la injusticia, no sólo las presentes, sino las realizadas en el pasado. Ahora, esto conlleva sus peligros, porque involucra el resentimiento, de manera que puede confundirse con mucha facilidad la justicia con la venganza. Por lo que resulta necesario hacer la distinción: la justicia que se está proponiendo pone su mirada en la víctima, planteándole la reparación del daño. Pero, ¿cómo repararlo? En primer lugar, y sobre todo, impidiendo que éste se repita; y por otra parte, procurar la reeducación del criminal, así como procurar el bienestar de la víctima mediante atención psicológica o médica. La venganza, por el contrario, tiene la mirada sobre el verdugo, y lo que se busca es hacérselas pasar a éste tan mal como él lo  hizo con la víctima. Y cabe hacer notar que esto sería caer en lo que se critica: a una concepción de la historia y del tiempo desde el punto de vista del vencedor, donde no importa aquél a quien le fue inflingido el daño. Y tenemos casos –muchos- en los que la venganza se hace presente. Por ejemplo, cuando después de la Segunda Guerra Mundial se persiguieron a los criminales de guerra nazis, y fueron secuestrados para ser juzgados y posteriormente ejecutados. Esto no puede ser permitido en el marco de la justicia que se está proponiendo, pues a pesar de que esos criminales hayan sido culpables, hay formas distintas para resolverlo: no cabe hacerse cargo del verdugo inicial para convertirse ahora en verdugos. Desde un principio, la idea es hacerse cargo de las víctimas, y evitar que la injusticia vuelva a ser cometida.

La única herramienta con la que se cuenta para implementar esta nueva categoría de Justicia, es la educación, porque queramos o no, seguimos inscritos en el concepto Ilustrado, en aquél cuyo único afán es el de dominio, y resulta muy complejo zafarse de ello. Y esta educación, que es eminentemente moral, sólo puede ir por vía del ejemplo y la persuasión.

La memoria de los vencidos

enero 11, 2011 en Filosofía, Política, Sociedad

Walter  Benjamin hace una propuesta  concreta sobre cuáles son las repercusiones sociales de la universalización de conceptos, de su abstracción, y de la razón dominante, para así  hacer un nuevo planteamiento de lo que es la justicia, o de cómo ésta debería funcionar. En primer lugar, Benjamin continúa con la crítica a la universalidad. Afirma que la universalidad es la mayor debilidad del pensamiento ilustrado por ser un concepto vacío, que se encuentra muy alejado del individuo concreto del que Lévinas hablaba, y el cual ha sido usado para justificar el rechazo a la diferencia y para reforzar la exclusión. Así que lo que propone es la construcción de una universalidad que sí sea incluyente, y que para que tenga esa característica, sólo puede ser pensada desde la marginalidad. “La exterioridad, lo ajeno con respecto al sistema, lo que queda fuera desde la perspectiva hegeliana es Nada, ya que el pensar absoluto es perfecta coincidencia con el ser absoluto y constituye la Totalidad o la Mismidad.”

Por otra parte, Benjamin no está de acuerdo con la concepción que tiene la racionalidad ilustrada de la historia, que no es más que un camino recto hacia una meta final, es una continuidad a la que se le “opone la idea de un tiempo discontinuo en el que las rupturas son más prometedoras que la homogeneidad.” Busca sustituir la noción lineal del tiempo “que vacía al presente de la capacidad revolucionaria por la idea de que el presente tiene una capacidad revolucionaria que consiste en la irrupción en él de un pasado inédito”.

Según Reyes Mate hay dos maneras de abordar la historia: como lo hace la ciencia o como lo permite la memoria. Para la ciencia, el pasado de los vencidos es asunto cerrado; no siendo así para la memoria, pues ésta sí puede reconocer derechos pendientes, por más que el deudor no pueda pagar. La víctima tiene derecho a la vida aunque el verdugo no pueda resucitarla.

Y sucede que, para Benjamin, la política tiene primacía sobre la historia, pues el pasado exige cuentas, y la memoria es que la está encargada de recordar ese esta parte olvidada, que es la historia de los vencidos. Y el modelo occidental de historia lo que hace es excluir la memoria colectiva de los fracasos, pues se centra en únicamente en los triunfos, y por ende, en los triunfadores. La historia está escrita desde la perspectiva de quien está en el poder. Como consecuencia de esto, se ocultan y niegan los derechos de los vencidos. Sin embargo, las injusticias precedentes no son más que producto de decisiones históricas, lo que significa que pueden cambiar, pues la historia es una creación.

Ahora, el hecho de criticar al progreso, no tiene por qué llevar a Benjamin a un pesimismo, sino que por el contrario, surge como categoría histórica la esperanza: sólo así la redención es posible en cada instante del tiempo. Hay que aclarar que Benjamin no está en contra del progreso, sino  con esa pretensión de ocultar el fracaso o el sufrimiento. Así que de lo que Benjamin nos está hablando es de ese pasado político que además de tener el deber de develar la injusticia, tiene que impedir la reproducción de ésta mediante la creación de un presente con las condiciones sociales adecuadas.