El presidente más pobre del mundo

junio 7, 2012 en Causas, Economía, Política, Reflexión, Responsabilidad Social, Sociedad

Una de las ideas que más se repiten a pie de calle en los países afectados por los recortes a los servicios públicos en aras de la crisis suele ser: "¿Y por qué no recortamos a los políticos?" Quien haya alimentado esa fantasía en los últimos meses puede encontrar algo parecido a su respuesta en José El Pepe Mújica. Ya sabíamos que es el presidente de Uruguay , pero ahora también sabemos que se le considera el presidente más pobre del mundo. 

No es que Mújica cobre poco dinero por presidir el país y ejercer de Comandante en Jefe: un sueldo de 9.700 euros al mes. Pero dona el 90% de su salario mensual a fondos de ayuda social, que gestiona el Fondo Raúl Sendic, a su vez administrado por la fuerza política del presidente, el Movimiento de Participación Popular. Allí aseguran que el dinero se invierte en colaboraciones con ONG.

En cuanto a Mújica, se queda con casi 800 euros. "Con ese dinero me alcanza y me tiene que alcanzar", le gusta decir. "Hay otros uruguayos que viven con mucho menos". Tampoco se ve que el hombre pase penurias: vive en una granja a las afueras de Montevideo, que es propiedad de su mujer, la senadora Lucía Toplanski, donde él tiene sus cultivos. Está vigilada por unos pocos policías, que él asegura haber aceptado a regañadientes.

Su vehículo oficial es un Chevrolet Corsa y, por recortarse a sí mismo, ha propuesto donar hasta su jubilación presidencial. La única propiedad que tiene a su nombre, según se ha podido saber a través de su declaración de la renta después de que fuera inspeccionada por la Junta de Transparencia y Ética Pública, es un viejo coche modelo Volkswagen Beetle. Que se sepa, también su mujer dona parte de sus ingresos.

Fuente: Yahoo